Speedriding

Speedriding es una combinación de esquí, vuelo y velocidad, un deporte para esquiadores y parapentistas, permite experimentar una sensación similar a la de volar con la ayuda de una campana y esquíes. El speedrider permite vivir sensaciones fuertes entre el cielo y la nieve, que permite una movilidad insospechada por pistas habitualmente inaccesibles.

¿Cómo Practicar Speedriding?

speedriding-3

Para practicar el speedriding debe tener más de 14 años, (los menores deben presentar una autorización paterna), un buen nivel de esquí y saber bajar pistas rojas en cualquier tipo de nieve ya que la actividad se practica fuera de pista, con equipo de freeride y una campana especial para speedriding muy similar a un parapente pero reacciona más rápido y de manera más ágil debido a su pequeña superficie de entre 10 y 14 m². Volar, hacer carving y flotar suavemente sobre profundas pendientes de nieve polvo o descender sobre ellas todo ello a una velocidad de vértigo.

El speedriding no es solo para los campeones de esquí solo hay que ser capaz de esquiar fuera pista. No es indispensable tener una gran experiencia en parapente, las alas son muy simples de utilización, y su manejo se adquiere rápidamente.

El speedriding nació en 2003 en los Alpes Franceses del encuentro de parapentistas y paracaidistas que bajaron las pistas de esquí con las pequeñas velas que se utilizan en paracaidismo.

En 2008 cuenta con unos 2000 practicantes y 15 escuelas reconocidas por las federaciones de vuelo libre, tanto en Francia, como en Suiza y Alemania.